viernes, 27 de enero de 2017

Perdonar es enterrarlas las ofensas

El perdón y el propósito de la vida


Aprender a perdonar es el principio de una vida saludable y plena. El propósito de la vida es que todo el que la tiene disfrute de su estancia en la tierra, sin que haya nada que se lo impida. Para que no exista perdón, antes debe acabarse con las culpas.  Todos somos merecedores del producto de nuestras culpas, debemos pagar nuestras deudas y esto no es una opción, sino una obligación de la ley natural.

Pero antes de personar  a los demás debemos ver nuestras propias culpas y pedir perdón, porque el perdón sana las heridas del alma y deja libre a los pensamientos positivos; para vivir una vida mejor.  Reconocer que no somos perfectos y que cometemos faltas constantemente, nos hará reflexionar y a entender a nuestros semejantes. 

Para pedir perdón es necesario ofender, pero si evitamos meternos en la vida de los demás y nos abstenemos de ofender, entonces no hay nada que perdonar. Pero lo mejor del perdón es que el que debe perdonar es el ofendido, porque de esta manera hará libre su alma y no guardará rencor en su corazón.  Porque lo que da existencia al perdón es la ofensa.

Estamos rodeados de tantos sentimientos que a veces nos empujan a cometer ofensas y herir a nuestros semejantes.  Pero si voluntariamente evitamos y le cerramos las puertas a esos sentimientos como la: envidia, el odio, el rencor, la violencia; entonces no sufriremos cuando alguien venga a ofendernos y callaremos para no ofender. 

Ninguna ofensa es grande para no perdonar, porque el perdón no está condicionado al tipo de gravedad, y no se puede medir, el perdón no tiene nada que ver con tamaño.  

Muchos dicen que no pueden perdonar, porque no pueden olvidar lo que les causo la ofensa y no quieren perdonar porque no quieren tener ninguna relación con el ofensor.  Y perdonar no significa que yo tenga que tener una relación de amistad con el ofensor. El perdón significa que dentro de mí no existe: odio, rencor ni enemistad contra el ofensor. 


Perdonar es tomar las ofensas y enterrarlas para no acordarse jamás


Un cordial saludo
Encuentra pareja ideal
Quetzaltenango,Guatemala

No hay comentarios: